Abortar en Mxico

El embarazo ante la pandemia de Coronavirus: lo que hay que saber

Escrito por: Redacción - marzo 26, 2020
embarazo covid 19

Las embarazadas no correrán mayor riesgo de contagio del COVID-19, así mismo, se ha confirmado que al igual que otros pacientes, ellas pueden no presentar síntomas en las primeras etapas de la enfermedad. Según información publicada en el portal de noticias ABC en su edición del 16 de marzo de 2020.

Tampoco existe riesgo de contagio de la madre al bebé, de aborto, malformación o problemas congénitos. Esto debido a que la placenta funciona como una barrera protectora que cierra el paso al virus.

Los únicos casos en los que un aborto sería posible son aquellos en los que la madre padezca neumonía o alguna otra patología preexistente. El riesgo de parto prematuro también está asociado a problemas de salud anteriores al diagnóstico del COVID-19 y la lactancia no está contraindicada.

No obstante, al día de hoy, las medidas sanitarias para los casos de Coronavirus en el embarazo son poco estudiadas; determinarlas ha sido posible mediante la comparación entre datos sobre el efecto de infecciones similares por coronavirus (SARS-CoV y MERS-CoV), que permiten anticipar la manera en que se comportará la más reciente mutación del virus.

Entre los efectos adversos que pudieron identificarse, se cuentan una mayor tasa de fallo en los riñones, sepsis, coagulación intravascular diseminada y un mayor tiempo de hospitalización. El 40% de las mujeres que integraron la muestra requirió ventilación mecánica y presentó un porcentaje de letalidad mayor respecto al resto de los adultos.

Aunque se ha comprobado que las embarazadas no son más susceptibles a contraer la enfermedad, la infección puede conllevar serias complicaciones respiratorias y provocar la muerte, como en el resto de los casos,

En cuanto a los síntomas que describen el cuadro, en un estudio llevado a cabo en febrero del presente año, de una muestra de 9 mujeres 7 presentaron fiebre, 2 dolor de garganta, 2 malestar general y 4, tos. Además, en 5 casos se detectó una baja de linfocitos atípica. Sin embargo, ninguna paciente de la investigación desarrolló neumonía o falleció a causa del virus.

Por su parte, las mujeres que se contagiaron en el tercer trimestre del embarazo y que comenzaron a presentar síntomas pocos días antes del parto corrieron mayor riesgo de infecciones perinatales y en los casos en que estas últimas se presentaron, los recién nacidos pudieron experimentar pérdida de bienestar fetal, nacimiento prematuro, trombocitopenia e incluso la muerte.

De ambos estudios es posible concluir que la adquisición del virus no es más grave en el caso de las mujeres embarazadas que en el de pacientes de otros grupos vulnerables. Sin embargo, lo mejor es llevar un control prenatal constante y acudir con un especialista ante cualquier malestar fuera de lo común.

Si tienes dudas o necesitas atención, en Abortar en México contamos con ginecólogas expertas que podrán determinar tu situación y brindarte la orientación que necesitas. Llámanos y permítenos ayudarte.

Envianos un mensaje





Abrir chat
¡Contáctanos!