Abortar en Mxico
Misoprostol Cytotec

Misoprostol (Cytotec)

¿Es efectivo el Misoprostol para abortar?

Si tienes un embarazo no deseado y has empezado a buscar información en internet acerca de las alternativas que tienes para resolver tu situación, probablemente te hayas encontrado con varios resultados que refieren a un fármaco llamado Cytotec, del cual diversas páginas ofrecen información un tanto contradictoria.

Este medicamento, cuyo ingrediente activo se denomina misoprostol, ha sido utilizado por varias décadas, pero el tabú que existe alrededor del aborto y su prohibición en varios países ha hecho que su empleo se lleve a cabo de forma clandestina, con todos los riesgos que esto implica.

Por ello, antes de que tomes una decisión sobre el método abortivo que vas a utilizar, te decimos qué es el Cytotec, para qué sirve, cuáles son sus efectos y los daños que puede ocasionar.

Misoprostol, ¿Qué es?

Se trata de un fármaco desarrollado por los laboratorios Pfizer en la segunda mitad de la década de los 80’s como una alternativa para tratar lesiones gastrointestinales y úlceras en lugar de utilizar esteroides para este mismo fin.

No obstante, en la práctica demostró provocar hiperestimulación del útero, causando dilatación y fuertes contracciones en este órgano, por lo que se fue popularizando su uso como método para la interrupción del embarazo.

¿Cómo funciona Cytotec?

Con fines abortivos, suele utilizarse en dosis de cuatro pastillas de 200 mcg para propiciar la expulsión de todo el tejido gestacional, esto con resultados positivos que incluso han sido avalados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) siempre que sea utilizado dentro de las primeras siete semanas de gestación.

Algunos de los efectos normales que produce son:

  • Cólicos de moderados a fuertes.
  • Sangrado vaginal abundante y con presencia de coágulos durante las primeras 5 horas posteriores a su administración.
  • Náuseas y mareos.

Sin embargo, la cantidad recomendada de este fármaco para interrumpir el embarazo no ha sido fijada de forma definitiva cuando se administra solo, por lo que es muy importante que un médico especialista determine la dosis y haga el seguimiento debido para asegurar su efectividad.

Ante este panorama, en varias naciones se ha generalizado su uso en conjunto con una dosis de mifepristona (Zacafemyl), medicamento que inhibe la acción de la progesterona, hormona que prepara al útero para la implantación embrionaria. Con esto, se garantizan mejores resultados gracias a la acción de ambos fármacos.

Administración

Hablar de misoprostol oral, bucal, sublingual o vaginal, es tratar acerca de la misma pastilla que puede ser suministrada de tres maneras diferentes.

Al respecto, la OMS ha hecho estudios acerca de la posología para cada uno de estos casos y sus combinaciones –parte de la dosis suministrada por una vía y completada por otra—, llegando a resultados no concluyentes que, no obstante, sugieren que su administración oral es la más recomendada hasta las siete semanas de embarazo, mientras que su aplicación vaginal puede ser efectiva hasta en el segundo y tercer trimestre gestacional cuando existen implicaciones de malformaciones en el feto y muerte fetal intrauterina.

Efectos secundarios

Existen varios efectos no deseados que pueden presentarse tras la administración de Cytotec, tales como:

  • Dolor abdominal severo que no disminuye con analgésicos.
  • Hemorragias vaginales que empapan dos o más toallas sanitarias en menos de media hora.
  • Exceso de vómito y mareos.
  • Fiebre alta superior a los 38 grados centígrados.
  • Dificultad para respirar.
  • Desmayos y pérdida del conocimiento.

Controversia y riesgos

Los riesgos asociados a este fármaco se fundamentan en su amplia distribución sin control médico, la cual podemos encontrar en diversos sitios de internet y grupos de redes sociales y de mensajería instantánea bajo nombres como “Cytotec pastillas abortivas”, “Aborta fácil con píldoras” y otros por el estilo, en donde se comercializa este medicamento de manera ilegal.

Esta es una situación común en diversos países de Latinoamérica en donde no existe la figura legislativa de interrupción legal del embarazo (ILE), por lo que muchas mujeres recurren imprudentemente a la automedicación sin saber la dosis adecuada para su caso ni la mejor vía de administración, pues quienes las venden suelen recomendar la vaginal como más efectiva y hasta ocho pastillas para asegurar resultados.

Aun cuando en México está permitido el aborto voluntario en la capital del país, esto mismo se vive en muchas de las entidades del interior en donde no está despenalizado, ocasionando que muchas mexicanas arriesguen su vida al verse orilladas a medicarse ellas mismas.

Ahora que sabes qué es el Misoprostol, para qué sirve y por qué no debes administrártelo sola, te invitamos a buscar una mejor solución.

En Abortar en México podemos asesorarte para que acudas a una clínica certificada donde se te suministre Misoprostol en combinación con Mifepristona y tengas la certeza de que tu aborto con pastillas será bien practicado.

Abrir chat
¡Contáctanos!