Abortar en Mxico

“¡Se me rompió la fuente!” Todo lo que debes saber sobre la rotura de la bolsa amniótica

Escrito por: Redacción - febrero 22, 2020
fuente rotura bolsa amniotica

La rotura de la bolsa amniótica es la señal más evidente de que pronto iniciará el trabajo de parto, pero quizá te preguntes qué función tiene la sustancia contenida en ella y sobre todo, qué importancia tiene que se rompa poco o mucho antes de la fecha prevista para el alumbramiento. A continuación despejaremos estas y otras dudas para que entiendas el proceso que vivirás si estás embarazada.

Lo primero a saber es que “la fuente” o “bolsa amniótica” es el espacio que protege al bebé mientras se está formando, en tanto el líquido contenido en ella es la sustancia que concentra el oxígeno que le permite respirar y moverse y además, aísla al feto de posibles infecciones por gérmenes al momento del nacimiento.

Como sabes, o te habrán contado, al romperse la bolsa amniótica se experimenta una sensación similar a la de haberse orinado y en seguida (en un lapso de 24 a 48 horas) inician las contracciones. Aunque el proceso se desencadena de forma natural, hay ocasiones en que la rotura de la bolsa debe ser inducida. En este sentido, la OMS ha sido enfática en que no es conveniente romperla por medios artificiales sin el cuidado de un especialista durante un parto normal. Sin embargo, la rotura espontánea solo se produce en el 10% de los embarazos, por lo que, en el resto de los casos, el ginecólogo procederá a inducir el parto provocando que esta se rompa. Lo anterior debido a que esperar más tiempo podría implicar, en ciertos casos, dificultades en el alumbramiento y riesgos de salud para el bebé.

Una vez que el médico ha informado que es mejor romper la bolsa artificialmente, el procedimiento se lleva a cabo con celeridad y sin dolor. Lo primero que hace el especialista es una exploración manual en el cuello del útero, después introduce una lanceta de plástico y rasga la membrana amniótica hasta que se rompe. Esta acción toma apenas unos segundos y siempre debería realizarse a la par con una monitorización cardiotocográfica fetal.

Otro factor a tener en cuenta una vez que se ha roto la bolsa es que el color del líquido amniótico aportará al especialista información relevante sobre el estado de salud del bebé poco antes y al momento del nacimiento. Así, por ejemplo, el que este líquido tenga una coloración verdosa indicará que el bebé ha recibido un menor aporte de sangre y oxígeno.

Saber interpretar estas y otras variables resulta crucial para el bienestar del recién nacido, por lo que siempre recomendaremos conversar con tu médico en relación con ello poco antes de la fecha programada para el parto y acudir de inmediato a tu centro de salud si experimentas una rotura espontánea.

Si tienes dudas al respecto, nosotros podemos orientarte acerca de las condiciones normales durante el embarazo y sobre salud femenina en general. En Abortar en México contamos con ginecólogas expertas en el tema que despejarán todas tus dudas y podrán diagnosticar y atender cualquier afección relacionada con esto.

Envianos un mensaje





Abrir chat
¡Contáctanos!